Maridaje con cerveza en Navidad

Guía para saber cómo maridar con cerveza en Navidad

La Navidad ya está aquí y para ayudarte a sacar el gran maestro cervecero que llevas dentro y convertirte en el mejor anfitrión de las celebraciones navideñas, hemos creado esta Superguía de maridaje con cerveza en Navidad.

Las comidas y cenas de Navidad siempre van acompañadas de bebidas alcohólicas y en España, el vino tiene un papel protagonista. Algo bastante entendible pues somos un país de tradición vinícola.

Por desgracia para los amantes de la cerveza, esta con suerte solo se suele colar en los aperitivos y entrantes.

Poco a poco esta tendencia va cambiando gracias a que las variedades y estilos de la cerveza van en aumento, creciendo así las posibilidades de combinar la cerveza con alimentos gracias a los nuevos aromas y sabores.

Este año te toca innovar. Deja a un lado el vino, sorprende a tus comensales, demuéstrales que eres un auténtico cervecero y conviértete en el mejor anfitrión con un maridaje con cerveza para tus comidas y cenas de Navidad.

Ventajas del maridaje con cerveza en Navidad

  1. Sorprender a tus invitados. La mayoría de las comidas y cenas de navidad están maridadas con vino, por eso, vas a sorprender a tus invitados.
  2. Ofrecer un maridaje más variado. La cerveza te permite ofrecer una amplia variedad de estilos y formatos (botellas de 33cl, 50cl, 75cl), para poder cambiar de cerveza con cada plato.
  3. Ahorrar dinero. Es más barato comprar cerveza de calidad que vino de calidad. Además, utilizando la cerveza para maridar en Navidad es más complicado que al final de la velada queden botellas abiertas dando vueltas.

3 Consejos para maridar con cerveza en Navidad

  1. Ninguno de los elementos debe tener un protagonismo excesivo
  2. Equilibrio y afinidad entre los sabores
  3. Tener en cuenta el gusto personal de los comensales

Cómo hacer el maridaje con cerveza en Navidad

Entrantes

En muchas ocasiones, al sentarnos a la mesa aparece ante nosotros un batiburrillo de aperitivos y raciones que podrían estar alimentando a una familia entera durante un mes. Así somos en España, nos encanta la variedad y la abundancia.

Ante semejante reto delante de nosotros, elegir el maridaje correcto se vuelve una tarea complicada debido a la gran variedad de sabores.

Te vamos a recomendar algunas cervezas que van a dar la talla ante semejante reto: las Lager por su suavidad, las Saisons por sus aromas y capacidad para limpiar el paladar, las Pilsners, las Witbiers por su frescura y punto dulzón o las Pale Ale para los platos más grasos entre otras.

Si quieres dar un paso más en el maridaje y arriesgar, te recomendamos que sustituyas en el aperitivo al cava por Berliner Weisses sobrias, Sour Ales no frutales de perfil británico o Gueuzes ligeramente dulzonas.

Embutidos y fiambres

  • Embutidos y fiambres no demasiado curados. Una cerveza Lager es la mejor elección, ya que se impondrá el sabor del embutido, no muy fuerte.
  • Embutidos y fiambres ibéricos (más grasos). Una Pale Ale Belgian Blond Ale es la mejor elección, ya que tienen un cuerpo mayor, pero siguen siendo refrescantes y limpian el paladar de esa grasa de los embutidos.

Quesos

  • Quesos ligeros y frescos. Combinan muy bien con cervezas ligeras tipo LagerPilsner e incluso alguna belga de poca graduación.
  • Quesos semicurados o cremosos. La mejor opción son cervezas Blond belgas, ya que tienen más matices de sabor. Incluso te puedes decantar por alguna cerveza amber o tostada.
  • Quesos más fuertes y curados. La mejor opción es una cerveza tostadade abadía o una Bock, con mayor graduación y cuerpo.
  • Quesos picantes, azules, etc… Prueba una IPA que con su amargor contrasta muy bien.

Frituras

Para las frituras lo ideal son cervezas que ayuden a limpiar el aceite de los rebozados. Maridan muy bien las Pilsners, Witbier y Berliner Weisse.

Carnes

maridaje con cerveza en navidad

La carne es uno de los imprescindibles en las comidas y cenas de Navidad, especialmente en la zona central de la península, dónde se opta más por el cordero, pavo, cochinillo o cabrito. Por supuesto, lo más habitual es maridar estas carnes con vino, pero hoy te traemos algunas alternativas con la cerveza como protagonista.

Hay diferentes estilos de cerveza que van muy bien con las carnes. Por lo general, las carnes blancas maridan mejor con estilos de cerveza rubia y las carnes rojas suelen ir mejor con estilos de cerveza más tostada o negra.

Es muy importante tener en cuenta cada receta, los ingredientes y la salsa que vayas a servir con la carne, para elegir el tipo de cerveza más adecuado.

Cordero

Debido a su sabor tan intenso y característico es una carne más difícil de maridar. Si quieres que la cerveza no esconda esos sabores debes elegir una cerveza ligera, aunque con cierto cuerpo, una AlePale Ale o Belgian Blond Ale.

Si por el contrario quieres igualar los sabores de la carne con la cerveza, elige una cerveza amarga negra Porter o una Dubbel tostada, servidas a temperatura no muy fría.

Pollo

  • Pollo asado. Marida muy bien con cervezas tipo Lager o Pilsner.
  • Pollo con especias (como el curry o toques picantes). Es mejor decantarse por una IPA, más amarga o por una cerveza de trigo Blanche, más cítrica.

Cerdo

Ya que el cerdo tiene una carne más grasa, te recomendamos una cerveza rubia, ligera y refrescante para limpiar esa grasa. Te recomendamos Hefeweizen, Saison o Tripels.

Aunque si el cerdo está guisado con una salsa más fuerte, una cerveza tostada es la mejor elección. Una buena elección serían las weizenbock y weizenbock dunkel o winter ales o christmas ales belgas y británicas.

Pavo

Podrías maridarla con una cerveza estilo Belgian Blonde Ale, que suelen ser florales y ligeramente maltosas. Otras opciones son brown ale, strong ales, belgian dubbel o doppelbocks.

Cochinillo

Podríamos optar por las cervezas tostadas o incluso arriesgar más y buscar notas ácidas y de fruta roja con cervezas como Roja de Flandes y Oudbruin o incluso un buen kriek o framboise, ambas lambik.

Ternera o buey a la brasa

Te recomendamos una cerveza con ciertos toques ahumados que equilibre el sabor en la carne. Si no la encuentras entonces una cerveza ligera tipo Lager hará que el sabor de la carne sobresalga.

Pescados

maridaje con cerveza en navidad

El pescado es otro fijo en todas las celebraciones navideñas, especialmente en las zonas más costeras.

Combina muy bien con la cerveza, especialmente los pescados azules, marinados o en salazón.

Los platos con pescado blanco maridan bien con cervezas rubias chispeantes y de perfil seco, con aromas cítricos. Los platos con pescado azul combinan bien con cervezas tostadas o negras.

Pescado azul

Al ser más graso y con un sabor más marcado, combina muy bien con una buena cerveza artesana que va a ayudar a limpiar el paladar y proporcionar un toque refrescante.

Pescado blanco

Para la elaboración de pescados al horno como el besugo, la dorada o la merluza, te recomendamos una witbier o cerveza de trigo belga. Son frescas, afrutadas, cítricas y dejan una sensación de limpieza en la boca.

También recomendamos para este tipo de pescado las Berliner Weisse y Gueuzes sencillas para aportar una acidez y sensación chispeante.

Guiso de pescado

Los guisos de pescado van muy bien con una cerveza de trigo.

Pescados ahumados

Los pescados ahumados combinan muy bien con cervezas Ale o Pilsen.

Atún o salmón a la plancha

Ambos son pescados grasos y maridan bien con cervezas tostadas del tipo Brown ale, Dubbel o Doppelbock.

Puedes maridar el salmón con una Rauchbier, que es una cerveza ahumada bávara y el atún con una Imperial IPA, que te permite generar un contraste con las notas cítricas y frutales.

Marisco

maridaje con cerveza en navidad

Navidad y marisco siempre van de la mano y es que, ¿quién no come aunque solamente sean unos langostinos en esas celebraciones navideñas?

Tradicionalmente, el marisco se ha asociado al vino blanco, pero hay otras alternativas para conseguir un maridaje con cerveza.

Gambas, langosta, bogavante, centollo u otro tipo de marisco de caparazón

Maridan bien con una cerveza Belgian Blond Ale, con un amargor suave y donde ciertas notas florales y frutales van a realzar los sabores del marisco.

Mejillones

Unos mejillones al vapor o cocinados con alguna salsa ligera y marinera combinan perfectamente con una cerveza belga tipo Blanche o Witbier, una cerveza de trigo donde las notas cítricas y especias realzan más el sabor de los mejillones.

Ostras

Si te gustan las ostras, te puedes decantar por dos opciones:
– Ostras poco yodadas: cerveza belga de trigo, estilo Blanche.
– Ostras muy yodadas: cerveza negra tipo Stout.

Salpicón de marisco

Para el salpicón de marisco u otros platos con un alto contenido en vinagre van muy bien con una cerveza rubia refrescante del tipo Lager o Pilsner debido a que la carbonatación y el equilibrio entre malta y lúpulo atenúan la acidez del vinagre.

Postre

No por ser los últimos son menos importantes.

Los postres son el colofón a una comida o cena navideña y tú como anfitrión debes estar a la altura.

Y por supuesto te traemos fantásticas alternativas para que marides tus postres de navidad con cerveza.

Hablando en términos generales, si el postre contiene chocolate, puedes combinarlo con cualquier cerveza con aromas a chocolate, oscura y de gran cuerpo como las Porter o Stout.

En cambio, para los postres con frutas o frutos rojos te recomendamos una cerveza afrutada del tipo de cerveza belga.

Turrón

Si eres un fanático de los turrones, tanto duros como blandos, o simplemente no puedes resistir picar un poco cuando te lo ponen delante, deberías decantarte por una Doppelbock dunkel o Quadrupel belga.

  • Turrón duro. El turrón duro, el de Alicante, se elabora con almendras enteras ligeramente tostadas, clara de huevo y miel, estando habitualmente recubierto por una fina oblea o pan de ángel. Debido al dulzor y a la presencia de frutos secos del turrón duro, te recomendamos que escojas una cerveza maltosa y amarga.
  • Turrón blando. El turrón blando se elabora con unos ingredientes muy similares al duro, es decir, almendra tostada, clara de huevo y miel, pero se diferencia por la fina molienda de la mezcla de almendras y miel, lo que hace que su textura sea más pastosa. Así que, debido a esta consistencia y su sabor tan navideño, te recomendamos que lo marides con una cerveza cálida e invernal.
  • Turrón de Fruta. Por sabor marcadamente frutal de este tipo de turrón, te recomendamos para su maridaje una cerveza en la que predominen las notas frutales también.
  • Yema tostada. Este turrón típico de Cataluña marida muy bien con cervezas dulces, maltosas y algo alcohólicas debido a su textura cercana a la del bizcocho y su sabor tostado y acaramelado.

Bombones

  • Bombones de chocolate puro. Te recomendamos una Russian Imperial Stout o las variedades más contundentes de las Baltic Porter.
  • Bombones de chocolate con leche. Marida muy bien una Quadrupel belga.
  • Bombones con naranja. Apuesta por una Tripel belga.
  • Bombones con cerezas o frutos rojos. Escoge una Kriek o Framboise belga.

Polvorones

Con los clásicos polvorones apuesta por Brown ales potentes con un perfil de fruto seco marcado, son conocidas como las nut ale. También te sirve algunas Belgina strong ale, que son cervezas belgas con una alta graduación, rubias o tostadas y con un aroma almendrado o anisado.

Todo lo que debes saber sobre el maridaje con cerveza en Navidad

Brindar con cerveza en Navidad

brindis con cerveza en navidad

Si te gusta brindar en Navidad, pero no eres muy del clásico cava o champán, presta atención porque también puedes brindar con cerveza como alternativa.

Te contamos algunas alternativas para que brindes en Navidad y tu celebración no pierda nada de glamour y puedas seguir disfrutando de una buena cerveza en los momentos más emotivos.

Para hablar de este tipo de cervezas ideales para brindar en Navidad tenemos que mencionar si o si a Bélgica. Al estar en frontera con Francia, Bélgica es un país consumidor de champagne y vinos con burbujas, a partir de los cuales han desarrollado sus propias versiones de cerveza.

Las Gueuze

Las Gueuze son unas cervezas complejas que se elaboran con la combinación de diferentes partidas, al modo del cava y el champagne.

El maestro mezclador ensambla cervezas Lambic de fermentación espontánea de hasta 4 años de edad que fermentan y maduran en barrica.

Resultan difíciles de beber en su juventud al ser ácidas, pero las más jóvenes (aún ligeramente dulces) redondean el paladar y aportan fuerza de carbónico a las más maduras, secas y complejas, lo que crea un conjunto armonioso de acidez vibrante y sabores frutales, herbales y terrosos.

Estilo Saison

Las Farmhouse Ales son más mestizas en sus materias y elaboración: cereales y maltas mezclados (cebada, trigo, avena) con unas levaduras cercanas a la del vino que conservan un componente salvaje que marca aromas terrosos.

También pueden tener aportes de piel de naranja y especias como el cilantro, ya que el estilo Saison es uno de los más abiertos.

La casa Dupont es su mejor representante y desde 1970 elaboran su cerveza más fuerte (9,5%) destinada a sus principales clientes durante la época de Navidad. Es lo más parecido a un Cava Brut Nature que se puede encontrar por su potente carbonatación y paladar muy seco, con una chispa ácida que refresca y una buena carga de fruta blanca (pera, manzana) bañada en sabores de levadura.

Kriek y Framboise

El Valle del Sena en el que se ubican la villa de Leembek y Bruselas, la capital que bebe sus cervezas, es rico en árboles frutales, especialmente cerezos.

Combinar su fruta con la Lambic ácida local parecía inevitable: las cerezas maceran en las barricas durante meses o años hasta que el líquido se tiñe de rojo y su aroma se combina con las sensaciones herbales y terrosas de la cerveza, mientras que el paladar se mantiene firme y seco, si acaso con alguna leve nota de dulzor frutal en un conjunto que puede recordar a los exclusivos Champagnes Rosé. Otras variantes incluyen frutas como las frambuesas ¡Incluso uvas! No fallaremos si las bebemos en compañía de cocinas orientales como la china, thai e hindú y muy especialmente con los platos crujientes.

Cervezas Brut

Ir un paso más allá y hacer la cerveza como si fuera champagne fermentándola en la botella con la misma levadura y en las condiciones del método champenoise.

El resultado tiene la misma graduación de un vino espumoso, pero con un cuerpo más firme y goloso debido a la gran cantidad de malta usada.

Este tipo de cervezas son muy intensas, espumosas y cuyo modelo es el champagne del pasado, algo más dulce que el actual.

Deus Brut des Flandres es la etiqueta más conocida.

Disfruta de la Navidad con la mejor cerveza y con moderación

Y hasta aquí nuestra entrada de hoy sobre maridaje con cerveza en Navidad. 

Esperamos que te haya sido de utilidad y puedas poner en práctica lo aprendido en tus comidas y cenas de Navidad.

¿Qué te ha parecido la entrada?

Déjanos tu comentario, te leemos!

¿Te ha gustado este artículo?. No olvides compartirlo

WhatsApp
Facebook
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: Cervecería Golden
Fin del tratamiento: controlar el spam y gestión de comentarios
Legitimación: tu consentimiento
Comunicación de los datos: no se comunicarán los datos a terceros salvo obligación legal
Derechos: acceso, rectificación, portabilidad, olvido
Contacto: info@cerveceriagolden.com
Información adicional: más información en nuestra política de privacidad

Las cookies son lo único que no nos diferencia de los demás. Si quieres descubrir porque somos únicos, acepta nuestra política de cookies y sigue navegando.